Covid19 Suspensión de Pagos para Empresas Pymes.

Covid19 Suspensión de Pagos para Empresas Pymes.

Las empresas que pidan financiación pública podrán suspender el pago de impuestos hasta recibir el préstamo

El Consejo de Ministros de hoy también aprobará que los autónomos puedan pasar del sistema de módulos al de estimación directa, y se de un plazo máximo de siete días a las gestoras para abonar el rescate de los planes de pensiones

  • Las empresas que soliciten financiación a través del plan de avales públicos, no deberán abonar sus impuestos hasta que reciban estas ayudas. Así consta en el borrador del extenso real decreto que hoy ha aprobado el Consejo de Ministros y en el que se incluyen numerosas medidas en el ámbito fiscal que suponen en su conjunto una inyección de 1.100 millones, según la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.

“Se arbitra a través del presente real decreto-ley la posibilidad de supeditar el pago de las deudas tributarias a la obtención de la financiación a que se refiere el Real Decreto-Ley 8/2020, de 17 de marzo”, esto es, al plan de avales públicos de hasta 100.000 millones de euros.

Para impedir el inicio del periodo ejecutivo, Hacienda exige que: la empresa demuestre, al menos cinco días antes de que finalice el plazo de pago de impuestos, que ha solicitado un crédito por una de, al menos, las deuda tributaria; y que estas deudas “se satisfagan efectiva, completa e inmediatamente en el momento de la concesión de la financiación”. En caso de incumplimiento de cualquieras de los requisitos, se especifica en el real decreto, “no se habrá entendido impedido el inicio del periodo ejecutivo”, esto es, que no habrá ningún tipo de suspensión y la empresa deberá afrontar posibles sancionar por retrasos o impagos.

Y todo ello, “será de aplicación a las declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación concluya entre el 20 de abril de 2020 y el 30 de mayo de 2020″.

SISTEMA DE MÓDULOS

La normal que ha aprobado el Consejo también contiene la posibilidad de que los autónomos que abonan sus impuestos por el sistema de módulos, pasen a hacerlo, de manera extraordinaria, por el de estimación directa. El sistema de módulos, en el que están presentes cerca de 400.000 autónomos, permite una tributación más sencilla para profesionales de ámbitos como la agricultura y ganadería, actividades relacionadas con la hostelería, comercio minorista, peluquerías o taxistas, y en el mismo no se tienen en cuenta los ingresos y los gastos sino variables como los metros cuadrados del local, el consumo eléctrico o el personal.

Es un sistema que desde algunos ámbitos ha sido criticado ya que permite que puede dar lugar a una menos tributación. Pero en el actual contexto de ventas casi nulas la supuesta ventaja ya no es tal, y por ello el Gobierno permitirá que estos autónomos puedan abonar sus impuestos acogiéndose al sistema de estimación directa. Esto es, a partir del nivel de facturación. Y en 2021, podrán volver a acogerse al sistema de módulos sin tener que abonar ningún tipo de penalización.

Asimismo, se ha aprobado una reducción en el pago fraccionado del IRPF y el IVA que permitirá descontar en cada trimestre los días del estado de alarma, y las empresas podrán adaptar sus liquidaciones de ingresos a cuenta a la previsión de ingresos estimada para 2020.

SIETE DÍAS PARA EL ABONO DE LOS PLANES

El Ejecutivo también profundiza en la posibilidad de los partícipes de planes de pensiones afectados por la crisis del coronavirus puedan recuperar parte de sus ahorros. En concreto, decreta que “el reembolso deberá efectuarse dentro del plazo máximo de siete días hábiles desde que se presente la documentación acreditativa completa”. “En el caso de los planes de pensiones de la modalidad de empleo”, añade el documento, “dicho plazo se ampliará hasta treinta días hábiles desde que el partícipe presente la documentación acreditativa completa”.

El texto también señala que “el partícipe será responsable de la veracidad de la documentación acreditativa de la concurrencia del supuesto de hecho que se requiera para solicitar la prestación, así como de la exactitud en la cuantificación del importe a percibir”.

Y recuerda que las cuantías a rescatar son: “Los salarios netos dejados de percibir mientras se mantenga la vigencia del ERTE”; “los ingresos netos estimados que se hayan dejado de percibir debido a la suspensión de apertura al público, con un periodo de cómputo máximo igual a la vigencia del estado de alarma más un mes adicional”; o “los ingresos netos que se hayan dejado de percibir como consecuencia de la situación de cese de actividad”

Fuente. El Mundo 21/04/20


Imprimir